En Atlixco se inició la consolidación de la obra franciscana en Puebla: historiador Vergara Berdejo



El presidente del Consejo de la Crónica del estado de Puebla, el maestro Sergio de la Luz Vergara Berdejo impartió el viernes una plática magistral en las instalaciones de Casa de Cultura de Atlixco. La conferencia, llamada "El Contacto, La civilización prehispánica a la llegada de los españoles", fue ofrecida en el marco del 440 aniversario de la fundación de la Villa de Carrión"

En su exposición, Vergara Berdejo señaló que Atlixco se incorporó a la organización colonial como el resto de las poblaciones de la Nueva España: mediante la evangelización y el establecimiento de los colonos, encomenderos o repartidores.

De acuerdo con Vergara, su importancia data desde los primeros pobladores que se asentaron al poniente del Cerro de San Miguel, hoy los Solares Grandes, de origen Teochichimeca, Chichimeca y Xilancas, todos bajo el dominio de la gran Tenochtitlan. Estos asentamientos dieron lugar a la formación del pueblo entonces conocido como Quaquechollan “águila que huye”. Esta región fue también escenario de luchas entre grupos indígenas de Calpan, Huejotzingo y Cholula que se disputaban la posesión de este valle.


A la llegada de los españoles, el poblado ya era nombrado como Acapetlahuacan y los cronistas refieren que el Licenciado Juan de Salmerón inició la repartición de tierras y se inicia la evangelización sistemática, con un convento franciscano y la iglesia que data de mediados del siglo XVI. El templo fue “la primera que en aquella parte se fundó, dedicada a la Visitación de Nuestra Señora, hay seis religiosos que administran cerca de dos mil indios que vive en los solares" como lo escribía fray Agustín de Vetancurt en 1697, con lo que se intuye que en Atlixco se inicia la consolidación de la obra franciscana en el valle de Puebla.


De ahí que habitantes españoles a través de Alonso Díaz de Carrión en 1574 solicitaron el título de Villa, que fue concedido tal y como consta la primera Acta de Cabildo de fecha 22 de septiembre de 1579, determinándole el título con el nombre de Villa de Carrión y autorizándosele un escudo de armas, según el informe de “comisión del oidor Salmerón que “Por vista de Ojos” se cercioró de las tierras que se darían a labradores españoles, sin perjuicio de terceros ni de indios”


Atlixco sin duda, es una región de un gran potencial, vio nacer la industria textil, reconocido nacional e internacionalmente por su producción de flores y plantas, su gastronomía, su historia que incluye el primer dato de registro de nacimiento y defunción en Puebla de 1861

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente