Comunidad atlixquense rinde tributo al Popo "para que no esté enojado con ellos"



En las comunidades cercanas al volcán Popocatépetl, del lado de Atlixco, no hubo reportes de caída de ceniza y tampoco alarma generalizada.

Para los habitantes que se encuentran en las comunidades cercanas al coloso, la actividad volcánica pasa “Sin pena ni gloria", pues los atlixquenses dicen estar acostumbrados y, sobre todo, se sienten protegidos por el mismo volcán, por lo que consideran normal esta actividad.

En la comunidad de San Pedro Benito Juárez, perteneciente al municipio de Atlixco, la actividad de los lugareños ha sido la misma los últimos 20 años, en los que Don Goyo ha presentado gran actividad.

No hay miedo, hay respeto y atención para el humeante cerro, pues para ellos el volcán es un testigo del paso del tiempo, pero también su cuidador; por ello, cada año le rinden tributo, festejan su cumpleaños y no dejan de llevarle sus flores, su tejocote, y su mezcal para que no esté enojado con ellos.

Por eso, cuando hay actividad volcánica no pasa nada. El suelo se cimbra, sienten a veces que todo se mueve o que la tierra hierve, pero ellos aseguran que el coloso está enojado con otros, a los que les echa ceniza, a los que les da miedo, pero a ellos no.

Están pendientes de su actividad, de sus rutas de evacuación y de las costumbres que siempre han inculcado sus antepasados para evitar una catástrofe, pero aseguran que el volcán nunca ha hecho erupción al grado de que el magma llegue hasta la comunidad.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente