Policías se defienden: hijo de la mujer golpeada trató de intimidarlos con su cargo y con un arma


El pasado fin de semana, dos miembros de la policía municipal de Atlixco fueron acusados por una mujer y su hijo de haberla golpeado severamente durante una discusión.

Según los agraviados, los hechos ocurrieron alrededor de la media noche del viernes, cuando madre e hijo volvían de un concierto y se encontraron a dos policías durmiendo dentro de una patrulla.

Al verlos durmiendo, el hijo de la afectada les habría gritado “despierten, no se duerman”, lo que generó el enojo de los oficiales, que comenzaron a perseguirlos hasta llegar a su domicilio.

Ahí hubo intercambio verbal y golpes al segundo, situación que intentó impedir la mujer de la tercera edad quien recibió un codazo en el ojo en el intento de un policía por voltearse.

Sin embargo, este martes surgió otra versión de los hechos, ofrecida por personas cercanas a los uniformados, que claman que el hijo de la mujer golpeada, quien fuera detenido tras el altercado, es un prepotente policía auxiliar que alardeó, con el fin de intimidar a los policías, ser escolta del ex gobernador Antonio Gali Fayad.

Dichas fuentes, que pidieron conservar el anonimato, afirman que el sujeto portaba además un arma de fuego con la que amagó a los compañeros.

Describieron “quien terminó pegándole a la señora fue su propio hijo durante el forcejeo con los policías. Pero como siempre, quieren hacer quedar mal a los uniformados. Incluso el auxiliar manejaba en estado de ebriedad”.

De acuerdo con esta versión, “los afectados se dieron valor porque ya habían llegado a su casa y ahí encontraron más apoyo de familiares y amigos quienes grabaron todo con un celular”.

Por su parte, el director de Seguridad Pública de Atlixco, Juan Antonio Pastor Andrade, declaró que no encubrirá a ninguno de sus elementos si llegara a confirmarse que ocurrió un abuso de autoridad por parte de los uniformados; sin embargo, destacó que para confirmar cualquier versión es necesario atender en las próximas horas la audiencia de los involucrados durante el Consejo de Honor y Justicia de la dirección de Seguridad Pública.

“Es muy fácil escudarse en la denuncia ciudadana para demeritar el esfuerzo y el trabajo de nuestra gente. Insisto, no estoy defendiendo a nadie, pero resulta fundamental desahogar todos los elementos de prueba”, subrayó.

Pastor Andrade explicó además que para proceder con los trámites fue necesario cumplir con los requisitos de presentar por escrito el permiso para la portación de arma del policía auxiliar, y tener la relatoría de los hechos de parte del abogado de la mujer golpeada.

En el comunicado oficial, la dirección se compromete a sancionar o exonerar de los cargos según el dictamen a quien o quienes resulten culpables o inocentes de dichas acusaciones.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente