La Reina del Elote en Atlixco tendrá ofrenda monumental


Antes de morir de diabetes el 27 de diciembre del 2018, doña Elia, la Reina del Elote en Atlixco, pidió a sus hijos un último deseo: colocarle en la sala de su casa, en esta ciudad, un altar como los de su tierra, Huaquechula.

Y desde este martes 29 de Octubre un paisano llegó desde el vecino municipio para comenzar con el trabajo, el cual llevará por lo menos otras 12 horas.

“No importa mucho el gasto realizado, unos 40 mil pesos entre ofrenda y comida el día primero de noviembre, para nosotros es más importante cumplirle el deseos a nuestra madre que tuvo una vida muy difícil”, dijo Alfredo, el vástago y heredero de un negocio elotero.

El mote de Reina del Elote logró ganarlo a pulso, destacó.

“Salió de su casa en Huaquechula a los 10 años porque su padrastro intentó violarla. Llegó a Atlixco con una doctora quien la ayudó a sobrevivir y con el paso del tiempo aprendió varios oficios”, narró.

Durante años trabajó en el departamento de limpia de Atlixco y hasta fue migrante en Los Ángeles. “Un día regresó y cuando ya no alcanzaba el dinero decidió vender elotes, algo común y rápido hace 20 años”.

Esa decisión cambió su vida para siempre. “De un puesto junto a una iglesia pasó a otro... y luego llegaron muchos con esfuerzo. Involucró a los hijos y hoy tienen un negocio cuya sede es una casa grande producto de las ventas por más de 30 años de elotes, en la colonia Chapulapa”.

Ahí, en el corazón de esa vivienda roja y naranja, está su foto en el primer nivel de esa gigantesca ofrenda.

“Aún no acabamos... pero ella estará feliz cuando regrese a visitarnos”, dijo con nostalgia la hija de doña Elia.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente